levantarse temprano

Levantarse temprano puede ser algo complicado para muchas personas. Puede que si lo hagas te sientas de mal humor, cansada y con mucha flojera de comenzar tu rutina. Es por esto que si en serio quieres sacarle el provecho al día, sería bueno que comiences a levantarte temprano.

Yo particularmente no soy la persona que más temprano se levanta, tengo que admitir me encanta dormir, pero también reconozco que cuando me despierto temprano, tengo mucho más tiempo para hacer distintas cosas y eso me hace sentir productiva y exitosa.

Entonces ¿cómo levantarse temprano?

Quiero compartirte 6 tips que me han servido a mí para despertarme temprano y con mucha energía:

1. Pon el despertador lejos de tu cama:

Si quieres levantarte temprano, tienes que dormir temprano. Es algo simple, pero muchas veces por más que lo sepamos, no lo hacemos. Lo que pasa es que para algunas personas es muy complicado dormir temprano, sea porque tienen insomnio o son más productivos en la noche. Por eso es muy importante que uses un despertador o la alarma de tu celular. Sin embargo, esto no es suficiente. ¿De qué vale usar una alarma, si cuando suena vas a apagarla inmediatamente? 

Si no quieres que te pase esto, debes de poner el despertador lejos de ti, ya que si quieres apagarlo tendrás que levantarte de tu cama y puede que con esto se te pase el sueño.

2. Utiliza una app para despertarte:

Si el método de la alarma no te funciona, tengo otro para ti: Usa una app que te obligue a levantarte temprano. Así como lo lees. Existen apps que son alarmas que te ayudan a despertarte prácticamente a la fuerza, porque para desactivarla tienes que resolver alguna pregunta matemática, de razonamiento, o juegos, y si no lo haces la alarma seguirá sonando. Para algunas personas esto puede ser desesperante, porque despiertan de mal humor; sin embargo, a otros les funciona muy bien! Es cuestión de que lo intentes. Algunas apps que te ayudan a despertarte son: Alarmy, Despertador Puzzle, Wake N Shake y Alarma Shakeit.

3. Cena ligero:

Según varios especialistas, comer mucho en la noche puede hacer que sufras de insomnio y esto puede frustrar tu intento de dormir temprano y por lo tanto, despertarte temprano. Es por esto que si quieres dormir a una hora propicia, debes de cenar algo ligero, no te llenes de mucha comida!

El estómago necesita descansar y no comer mucho en la noche, porque puede generar dolor abdominal o ardores, como también incrementar las posibilidades de tener obesidad. Se dice que cenar demasiado alimentos fritos y rebozados en la noche, puede producir problemas ya que tu metabolismo es más lento a esas horas, entonces le cuesta más digerirlos y más aún si no haces ninguna actividad física.  

Los expertos dicen que por la noche el hígado trabaja para limpiarse y eliminar sustancias tóxicas, entonces si cenamos muy tarde antes de acostarnos y peor aún en mucha cantidad, el hígado tendrá que hacer la digestión y no tendrá tiempo para desintoxicarse.

Entonces ya sabes, comer mucho en la noche antes de dormir puede producir que tu organismo se mantenga en estado de “alta alerta”, lo cual aumenta la producción de hormonas de la adrenalina y el estrés.

4. Desconéctate y relájate:

¿Qué hace la mayoría de personas antes de dormir? Ver su celular. El celular es una parte tan importante de nuestras vidas, que no lo soltamos hasta la noche, y ese es el problema. Si quieres dormir temprano, necesitar desconectarte de las redes y relajarte. Deja el celular a un lado, no revises tu correo ni tus redes sociales porque estas son adictivas y te quedarás horas y horas en el celular, sin poder dormir.

Mejor usa ese tiempo antes de dormir, pensando en lo que viviste ese día y en lo que que quieres hacer el día siguiente al levantarte temprano, puedes planear tu día y así cuando te despiertes temprano tendrás un horario mejor organizado.

Otra cosa que puedes hacer para tener sueño, es leer un rato en la cama. Aprovecha para leer algún libro que te interese mucho, estoy segura de que poco a poco te dará sueño, pero no porque la historia sea aburrida, sino porque al leer en la noche nuestros ojos se cansan y es normal que te sientas cansada.

5. Reflexiona y agradece:

Ahora supongamos que ya te has despertado temprano, pero te cuesta mucho levantarte de la cama. Aquí la clave es reflexionar y agradecer todas las mañanas sobre tu vida y todo lo que tienes. Empezar tu día con la mejor actitud, te puede ayudar a tomar buenas decisiones, sentirte motivada y feliz.

Creo que la mayoría de veces estamos tan acostumbrados a nuestra vida y todo lo estable que tenemos, que nos olvidamos de disfrutar y agradecer por todo.

Dicen que cuando somos agradecidos, nuestra mente se llena de pensamientos positivos, ya que estamos viendo todo lo bueno que tenemos en nuestra vida. De esta manera, somos más optimistas, perseverantes y trabajamos con mucha energía.

Es por esto que apenas te despiertes en la mañana, deberías agradecer por todo lo que tienes en la vida, todo lo estable, porque la gratitud atrae prosperidad, y estarás más en paz contigo misma, tu mente se sentirá tranquila y agradecida, dejando menos espacio a pensamientos negativos que pueden atraer problemas en tu salud mental.

Recuerda que lo que tienes ahora, no está garantizado que será para toda la vida. No se sabe si mañana tendrás todo lo que ahora tienes, así que agradece por todo esto.

Mientras más agradecidos estemos de lo que tenemos, mejores cosas atraeremos a nuestra vida. Agradécele a lo que tú creas, a Dios o al Universo por tu vida, por tener a tu familia que te ama, a amigos que te quieren mucho y salud que es lo más importante. Las cosas materiales vienen después, así que eso no es tan importante. Mientras tengamos salud, todo va en buen camino.

Yo creo muchísimo en el poder de las energías que transmitimos a nuestra vida. Si pensamos y sentimos cosas buenas, más cosas buenas llegarán. Todo a su tiempo. Así que si algo te sale mal, no te desanimes. Las cosas buenas a veces tardan un poco en llegar, pero no por eso vamos a dejar de ser agradecidos con la vida que tenemos.

6. Empieza poco a poco:

Tienes que saber que tener el hábito de levantarte temprano, no pasará de un día a otro. Si eres de las personas que amas despertarte tarde, te va a costar levantarte a las 6 de la mañana. Puede que el primer día lo hagas bien, pero al día siguiente te sientas cansada y no logres despertar temprano. Es por esto que debes tomarlo con calma, paso a paso.

El primer día pon la alarma 15 minutos antes, el segundo día sube a 20 minutos y así poco a poco hasta llegar a la hora que quieres despertar.

levantarse temprano

Bueno chicas eso es todo por hoy! Espero que te haya servido en algo mis tips para levantarse temprano y sentirte motivada.

Ya sabes que si me quieres dejar un comentario, sugerencia o duda lo puedes hacer abajo en la cajita de comentarios o escribirme a [email protected]

Si quieres saber más sobre temas de desarrollo personal, salud mental y abundancia, puedes hacer clic en la pestaña Blog del Menú.