zona de confort


zona de confort

Todos han escuchado en algún momento de sus vidas sobre la zona de confort, pero no todos se atreven a salir de ella ya sea por comodidad o miedo.

La mayoría de personas le tenemos miedo a lo “diferente” o ¿no? Nos sentimos tan cómodos, en nuestra rutina que al pensar en hacer algo distinto a esta nos da temor. ¿Lo haré bien? ¿Qué pasa si fracaso? ¿Estaré listo para hacerlo?, estas son las típicas preguntas que se nos vienen a la cabeza al querer salir de nuestra zona de confort. Nos perdemos demasiadas experiencias por temor a lo desconocido y esto impide nuestro crecimiento personal, profesional y espiritual.

Para poder encontrar nuestro propósito de vida es necesario conocernos por completo, conocer nuestra personalidad, gustos, fortalezas y debilidades. Pero si tenemos miedo a lo desconocido nos quedaremos estancados pensando ¿qué hubiera pasado si…? ¿y si hubiera hecho tal cosa, quién sería hoy?

Piensa ¿qué pasaría si el día de mañana ya no estás más? ¿Te gusta la vida que estás llevando o te has privado de muchas experiencias por el miedo? Sal de tu zona de confort y plantéate nuevos retos y experiencias; verás cuán satisfactorio es salir de tu monotonía.

¿Qué es la zona de confort?

La zona de confort tiene 2 puntos de vista, uno en términos de psicología y otro en el área del coaching. Según la psicología, la zona de confort es una zona mental donde no se tiene sentido de riesgo; por lo tanto, es un estado en el que los psicólogos recomiendan estar para evitar situaciones de alto estrés.

Por otro lado, en el área del coaching la zona de confort es un lugar mental limitativo para el emprendedor, ya que al sentirte seguro de todo lo que eres y tienes, no buscas crecer más ni aprender nuevas cosas.

En lo personal, yo estoy de acuerdo con el punto de vista del coaching. Siento que la zona de confort puede ser buena pero sólo en pequeñas cantidades, ya que no deberías estar toda la vida en el mismo lugar estancada si es que quieres crecer en todos los ámbitos de tu vida. Sería mejor que te muevas y comiences a salir de tu zona de confort.

Es por esto, que creé esta Guía para salir de la zona de confort, en donde te daré 3 tips que me sirvieron a mí para aumentar mi desarrollo personal.

1.Determina tu zona cómoda e intenta cosas nuevas:

Para empezar, tienes que reconocer cuál es tu zona de confort y preguntarte por qué quieres salir de esta: ¿Para poder emprender? ¿Para ser exitosa y productiva? ¿Para conocer mejor quién eres y cuánto puedes lograr? 

Por ejemplo, yo hace unos años no sabía que quería hacer con mi vida. Y me sentía frustrada por esto porque ya estaba entrando a mis 20s y sentía cierta presión por la sociedad en ya tener algo definido para mi futuro. Es por esto que comencé a investigar sobre cómo encontrar mi propósito y pasión en la vida. Entre tanta información, encontré que lo que debía de intentar es hacer distintas cosas que usualmente no hago para descubrir mis gustos, pasiones y habilidades. Fue así como aprendí a tocar un instrumento, algo que pensé que nunca lograría, creé un blog en instagram, intenté ser community manager(no funcionó) y creé el Blog de Cami, en el que ahora estás leyendo esto.

Como verás, luego de esta travesía de descubrimiento pude conocer quien soy en realidad, a qué me quiero dedicar, qué me hace feliz, y todo gracias a salir de mi zona de confort. 

Tampoco te estoy diciendo que te vayas a la China a hacer paracaidismo, no necesitas gastar mucho ni hacer cosas super extremas para salir de tu zona de confort. Basta con hacer pequeñas diferencias en tu rutina, como por ejemplo ir por un camino diferente a tu trabajo, salir a dar una vuelta por las mañanas o tomar una marca de café diferente. Siempre es bueno tener experiencias nuevas. 

Y quizás luego de hacer pequeños cambios en tu rutina, puedes dar un paso más grande en cambios más drásticos que estimulen tu aprendizaje y el logro de tus sueños y metas.

2.Maneja el miedo:

Este punto es muy importante! Toma nota! ¿Por qué digo esto? Bueno, tienes que saber que el miedo es el principal motivo por el cual no logras tus metas y no sales de tu zona de confort. El miedo siempre va a estar ahí, nos acompaña a todos lados. El que diga que nunca tiene miedo, está mintiendo. 

Lo importante es que reconozcas tus miedos y sepas cómo manejarlos para que no paralicen tu crecimiento personal y profesional. 

¿Cómo puedo controlar mis miedos?

De una te digo que no es fácil, ya que es una lucha constante con nuestra mente. Pero lo que puedes hacer cada vez que sientas que el miedo se apodera de ti, es pensar en el por qué estás haciendo lo que estás haciendo. Al recordarte las razones de por qué estás saliendo de tu zona de confort, esto te motivará e impulsará a hacerlo. Quizás no te salga a la primera, ni a la segunda, pero con constante esfuerzo y valor, puedes hacer poco a poco cosas que no estás acostumbrada. 

Te voy a dar un ejemplo: El año pasado tenía mucho miedo de crear el Blog de Cami. Me daba miedo fracasar, que sea una pérdida de tiempo y los demás se burlen de mi. Y me costó varios meses poder promocionar mi blog en las redes sociales por el tonto miedo. Pero una vez que mostré al mundo el Blog de Cami y comencé a ser constante con mis posts, me di cuenta que había sido una tontería, que todo estaba en mi cabeza.

3.Confía en ti

Y llegamos al último paso de la Guía para salir de tu zona de confort. Confiar en ti es el paso más importante si quieres dejar de estar estancada en la vida y comenzar a trabajar por tus sueños y metas. Necesitas tener un cambio de mentalidad, más positivo, optimista y con mucha motivación. Tú eres capaz de lograr grandes cosas si te lo propones, y si quieres salir de tu zona de confort lo más probable es que sea porque quieres llegar lejos con tus metas, y para esto necesitas confiar en tí, en que eres capaz de lograr grandes cosas.

Y si sales de tu zona de confort y haces cosas que no funcionan para ti, sea porque no te gusta hacerlo o no eres buena en ello, no te sientas mal, porque todo es un aprendizaje. Ahora tendrás una mejor idea sobre quién eres y quién quieres ser.

Ideas simples para salir de la zona de confort:

Como ya mencioné antes, salir de la zona de confort no necesariamente significa hacer cosas súper locas o diferentes. Tranquila, tómalo con calma, puedes salir de tu rutina haciendo pequeños cambios cada día. Como por ejemplo:

  • Viajar o al menos salir de tu ciudad por un día
  • Cambiar de look
  • Visitar museos
  • Mirar una obra de teatro
  • Ir a un concierto
  • Preparar un postre o un plato diferente
  • Comer en un restaurante diferente
  • Aprender a tocar un instrumento
  • Dibujar
  • Meditar
  • Hacer ejercicio
  • Salir a caminar
  • Cantar
  • Bailar
  • Ir por un camino diferente a tu trabajo
  • Salir por las mañanas a caminar

zona de confort

Bueno chicas, antes de terminar el post me gustaría recomendarles el libro : Sal de tu zona de confort de Osho. Si quieres leerlo para mejorar tu desarrollo personal, haz clic aquí!

Espero que te haya gustado e interesado este post sobre salir de tu zona de confort. Ahora sabes que es importante salir de tu rutina de vez en cuando, para que no te aburras y estreses de tu vida. Además, como te habrás dado cuenta, no necesitas hacer cosas súper locas para salir de la rutina. Simplemente basta con hacer un pequeño cambio en tu día. Ya es tu decisión si deseas hacer un giro de 180 grados en tu vida con cambios mucho más grandes.

Yo te recomiendo que comiences con pequeños cambios en el día y luego te aventures a cosas más grandes que te lleven a lograr tus sueños y metas, como también mejorar tu desarrollo personal.

Si tienes alguna duda, comentario o sugerencia puedes escribirlo en los comentarios! Si quieres saber más sobre temas de desarrollo personal, salud mental y abundancia, puedes hacer click en la pestaña Blog del Menú.